Los estudiantes de Denver buscan soluciones a la violencia con armas de fuego

[ad_1]

Una semana después de que cientos de estudiantes de la secundaria East Substantial College de Denver marcharan hasta el Capitolio del Estado en protesta por la muerte a tiros de su compañero de clase, un grupo más pequeño asistió a una cumbre organizada por estudiantes para pedirles soluciones a la violencia con armas de fuego a los funcionarios locales.

“No deberíamos tener que estar aquí”, le dijo a la multitud la estudiante de décimo grado Gracie Taub, miembro del club East College students Desire Action. “Luis debería estar aquí”.

Luis García, jugador de fútbol de 16 años y estudiante de la secundaria East Significant, fue balaceado a las puertas de la escuela el 13 de febrero y murió a consecuencia de las heridas dos semanas y media después. El Superintendente de las Escuelas Públicas de Denver, Alex Marrero, dijo en la cumbre que el incidente no fue el primer caso de violencia con armas de fuego en y alrededor de las escuelas de Denver este año escolar, y tampoco el último.

“No ocurre porque nuestros pasillos son amenazantes”, dijo Marrero. “No ocurre porque nuestros maestros son monstruos. No está ocurriendo en nuestras escuelas. Es lo que está ocurriendo en nuestra comunidad”.

Los 14 panelistas, entre los que también se encontraban dos miembros del consejo de la Ciudad de Denver, dos legisladores estatales, tres médicos, tres expertos en prevención de la violencia, la directora de la secundaria East Significant, Terita Walker, y el jefe de policía de Denver, Ron Thomas, coincidieron en que limitar el acceso de los adolescentes a las armas debe ser parte de la solución. Los padres y familiares deben mantener las armas bajo llave en casa, dijeron.

El senador estatal Chris Hansen y el representante estatal Alex Valdez, ambos Demócratas de Denver, se refirieron a otros proyectos de ley que los legisladores de Colorado están considerando este año, los cuales incluyen uno para requerir un período de espera de tres días para comprar un arma de fuego, otro para aumentar la edad para comprar un arma de 18 a 21 años, y otro para añadir a los maestros a la lista de personas que pueden pedir que a alguien se les prohíba ser dueño de un arma de fuego.

Pero los panelistas también coincidieron en que se necesitará algo más que leyes para frenar la violencia con armas de fuego entre los niños y adolescentes.

“La violencia siempre va a existir”, dijo Felicia Rodríguez, gerente del programa de prevención de la violencia juvenil de la Oficina de Asuntos de la Infancia de la ciudad. “Creo que lo más importante que todos han estado expresando aquí esta tarde es la importancia de establecer relaciones sanas y positivas con los niños y adolescentes. Ese es el impacto, desde el punto de vista de los adultos, en el que tenemos que enfocarnos”.

Johnathan McMillan, director de la Oficina de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego de Colorado, dijo que los niños y adolescentes que cuentan con un adulto de confianza en su vida, “ya sea un oficial de la ley, un maestro, un consejero, un director, un miembro de la comunidad”, tienen menos probabilidades de verse afectados por la violencia.

La Junta Escolar de Denver votó en 2020 para eliminar a los oficiales de policía de las escuelas de Denver. La secundaria East Superior period una de las 18 escuelas que tenían un oficial armado en ese momento. Cuando se les preguntó si la policía debería volver a tener una mayor presencia en las escuelas de Denver, tanto el Superintendente como el Jefe de Policía dijeron que la respuesta la deben dar los estudiantes.

“Si los niños y adolescentes que van a estas escuelas y sus padres sienten que la solución para tener escuelas más seguras es tener oficiales en esas escuelas, entonces ciertamente eso es algo que cumpliré, y claro, con la dirección de la Junta Escolar”, dijo el Jefe Thomas.

“Pero no creo que la policía sea la única solución”.

El Dr. Joseph Simonetti, médico e investigador de la Universidad de Colorado que se dedica a la prevención de lesiones por armas de fuego, dijo que la presencia de la policía en el campus puede provocar un aumento de las detenciones y multas a estudiantes. Antes de eliminar los policías de las escuelas, conocidos como faculty source officers (o SRO), los datos mostraban que los estudiantes negros en Denver eran desproporcionadamente multados y arrestados. Desde que se retiraron los SRO de las escuelas, los datos muestran que menos estudiantes de Denver han sido referidos a la policía.

Los panelistas también pidieron más inversión en servicios de salud mental para los niños y adolescentes. El Dr. Steven Federico, pediatra que trabaja como jefe de asuntos gubernamentales y comunitarios de Denver Wellness, dijo que, aunque el número de clínicas de Denver Health dentro de las escuelas ha crecido con los años, la necesidad de servicios de salud mental es “insaciable.”

“Es el servicio que más piden nuestros equipos clínicos”, dijo. “Hay que financiarlo mejor. Y necesita más personal”.

No importa cuáles sean las soluciones, la directora Walker dijo que se necesitan lo antes posible.

“Lo que yo sueño es que los niños que estoy viendo ahora y los que están haciendo este trabajo vean respuesta inmediata para que puedan beneficiarse y sentir los efectos del trabajo que están haciendo”, dijo. “No queremos que otro niño se vea afectado”

Melanie Asmar es reportera senior de Chalkbeat Colorado y cubre las Escuelas Públicas de Denver. Para comunicarte con Melanie, escríbele a [email protected].

[ad_2]

Resource connection

Meet Our Successful Graduates: Learn how our courses have propelled graduates into rewarding
careers. Explore their success stories here!

Discover More About Your Future: Interested in advancing your teaching career? Explore our
IPGCE, MA, and QTS courses today!

Explore Our Courses: Ready to take the next
step in your education journey? View our
comprehensive course offerings now!

Leave a Comment

Scroll to Top