Las escuelas de Boulder están implantando la co-enseñanza para atender a los estudiantes que están aprendiendo inglés

[ad_1]

Chalkbeat Colorado es un noticiero local sin fines de lucro que informa sobre las escuelas públicas en Denver y otros distritos. Suscríbete a nuestro boletín gratis por e-mail en español para recibir lo último en noticias sobre educación dos veces al mes.

Study in English.

El año pasado, en la clase de primer grado Susan Tran en el Distrito Escolar de Boulder Valley, ella y otra maestra trabajaron en equipo, ayudando a los estudiantes a enfocarse en el lenguaje de las matemáticas, descifrando problemas matemáticos y usando palabras para comparar, contrastar y describir formas diferentes.

La labor de estas dos maestras es parte de los cambios que el distrito escolar de Boulder está haciendo en la manera en que los estudiantes identificados como aprendices de inglés reciben servicios en las escuelas primarias.

En lugar de sacar a los estudiantes de su salón de clases diariamente por aproximadamente 45 minutos para que aprendan inglés, el distrito está adoptando un modelo de enseñanza conjunta, en el que un maestro especialista visita los salones de clase regulares para ayudar a dirigir una lección para todos los estudiantes junto con el maestro de ese salón.

“Cada vez que ves a un maestro nuevo, aprendes algo nuevo”, dijo Tran. Aproximadamente la mitad de los estudiantes de su clase están aprendiendo inglés.

“Noté que los estudiantes estaban hablando con un vocabulario académico más sólido y con frases más completas”, dijo Rachelle Weigold, una de las maestras de inglés que trabajó con Tran. “Creo que han sido avances realmente fantásticos”.

Es un cambio que algunos padres hispanos habían pedido hace años y que el distrito ya había probado antes, pero sin tener éxito.

En la escuela primaria Alicia Sánchez en Lafayette, donde trabajan Tran y Weigold, casi un 36% de los estudiantes están aprendiendo inglés (en algunos salones, hasta la mitad), o sea, son estudiantes que hablan principalmente otro idioma que no es inglés. Por eso, la escuela ya llevaba tiempo probando la co-enseñanza. Sin embargo, este año hubo un nuevo enfoque en la planificación intencional antes de probar con lecciones enseñadas por dos maestros. La co-enseñanza durante la clase de matemáticas también fue algo nuevo.

Este próximo otoño, otras ocho escuelas se unirán a las cuatro que empezaron a usar el modelo este año. Los planes son que la mayoría de las escuelas primarias de Boulder hagan el cambio en los próximos años. Cada escuela choose qué asignatura combinar con las lecciones de inglés, pero muchas se están enfocando en la clase de matemática.

Según las leyes federales de derechos civiles, los distritos escolares tienen que proporcionarles servicios a los estudiantes identificados como aprendices de inglés para que aprendan el idioma y puedan tener acceso a una educación.

En Boulder, donde alrededor de un 7% de los estudiantes están en el programa para aprender inglés, esos servicios se habían prestado principalmente a través de un modelo en el que los niños salían de su salón para recibir lecciones de inglés con maestros especialistas y luego regresaban a tomar el resto de sus clases.

Es raro que los distritos escolares cambien su forma de ofrecer servicios.

Pero por mucho tiempo, los estudiantes que están aprendiendo inglés en el Distrito Escolar de Boulder Valley han tenido grandes diferencias de puntuación en los exámenes estatales en comparación con los estudiantes cuyo primer idioma es inglés.

Los resultados más recientes de las pruebas estatales mostraron una brecha de 54.7 puntos de porcentaje, una de las diferencias más amplias del estado. En 2022, un 9.1% de los estudiantes que estaban aprendiendo inglés en el distrito de Boulder obtuvieron una puntuación de dominio del idioma o más en los exámenes estatales, en comparación con un 7.9% del mismo grupo de estudiantes que obtuvieron puntuaciones de dominio o más a nivel estatal. Por otro lado, un 63.8% de estudiantes de Boulder cuyo primer idioma es inglés obtuvieron o superaron las puntuaciones esperadas.

Los líderes del distrito han dicho que una de sus metas a largo plazo es mejorar los resultados de los estudiantes que están aprendiendo inglés y cerrar esa brecha. A corto plazo, las metas giran en torno a mejorar la capacidad de los maestros para apoyar a los estudiantes durante todo el día y darles un mejor acceso a su educación.

Una de las metas más importantes “es no separar a los estudiantes de sus compañeros de grado y que no se sientan diferentes”, dijo Kristin Nelson-Stein, directora de educación cultural y lingüísticamente diversa del Distrito Escolar de Boulder Valley.

Los líderes del distrito dijeron que ya habían probado la co-enseñanza, pero que no había funcionado del todo.

“La verdad es que no funcionó”, dijo Meghan MCracken, coordinadora de educación cultural y lingüísticamente diversa del distrito de Boulder Valley. “Realmente no teníamos apoyo al más alto nivel para cambiar el programa”

Randy Barber, portavoz del distrito, dijo que la prioridad ha sido mejorar los sistemas de enseñanza para los estudiantes que están aprendiendo inglés, pero que toma tiempo escuchar a los padres y conseguir que todos estén de acuerdo en cómo deben cambiar las cosas.

En esta ocasión, parte de lo que ayudó para que todos estuvieran de acuerdo fue visitar el Distrito Escolar de Cherry Creek para observar cómo ellos usan los modelos de co-enseñanza para desarrollar el inglés.

Los padres preocupados fueron una fuerza de impulso

Los padres latinos habían pedido estos cambios hace años. Muchos pensaron que sus recomendaciones habían caído en el olvido.

Ana Lilia Luján fue una de las líderes de padres que hizo esa recomendación. Su hijo, que acaba de graduarse del distrito este año, tuvo problemas con el inglés la mayor parte de su tiempo en la escuela. Cuando empezó la escuela intermedia y todavía no progresaba en su aprendizaje del inglés, Lujan decidió sacarlo del programa.

“Yo tenía mucho miedo de quitarle esas clases, pero dije, no ya eran muchos años”, dijo Luján. “Lo quité y lo pusieron en clases regulares. Eso le ayudó grandemente. Su autoestima cambió. Su inglés mejoró porque estaba escuchando a niños que sabían más”.

Luján, que pasó años tratando de entender cómo se identifican y atienden los estudiantes que necesitan aprender inglés, dijo que ha llegado a creer que los métodos de sacarlos del salón de clases no son eficaces.

“Eso de sacar a los niños no funciona”, dijo Luján. “Llega un punto en que si no te gradúas de los servicios, nunca te vas a igualar con los demás. Y ellos piensan que no son inteligentes. Es como el sistema los está tratando”.

Ella dijo que quiere que los distritos reconozcan que los estudiantes son inteligentes, a pesar de las dificultades que puedan tener en los exámenes estatales.

“No confundamos el no saber un lenguaje con falta de capacidad intelectual”, dijo Luján.

A Luján también le preocupa que no haya suficientes padres que tengan el tiempo que ella tuvo para informarse sobre el complicado sistema o para aprender que otros modelos podrían funcionar mejor. Eso significa que son menos los que pueden abogar por cambios, lo que lower la presión sobre los distritos para que sean creativos a la hora de buscar soluciones para mejorar el aprendizaje, dijo.

Los investigadores que estudian el desarrollo del idioma inglés dicen que el modelo de separar a los estudiantes tiene ventajas, pero que no suele ser el más eficaz. No obstante, cambiar a la co-enseñanza no es automáticamente mejor, dicen.

“A veces sacar a los estudiantes que están aprendiendo inglés del salón hace que los niños se sientan estigmatizados o no tan inteligentes como los demás niños de la clase normal”, dijo Kathy Escamilla, investigadora y antigua directora del BUENO Heart for Multicultural Instruction en el campus de la Universidad de Colorado en Boulder. “Por otro lado, la co-enseñanza podría funcionar bien en matemáticas. Podría ayudar a los niños, pero eso depende de las estrategias usadas”.

Ester J. de Jong, profesora de educación cultural y lingüísticamente diversa en la Universidad de Colorado-Denver, dijo que los modelos de separación de los estudiantes pueden ofrecer entornos de aprendizaje seguros y funcionan mejor cuando ayudan a los estudiantes a aprovechar lo que aprenden en sus salón de clases regulares el resto del día.

Una vez que los estudiantes llegan a cierto punto en su aprendizaje de un idioma nuevo, no hay razón para sacarlos de un salón de clases de inglés sólo para que reciban más enseñanza en inglés, dijo de Jong. “Pero eso no significa que los estudiantes no tengan necesidades que no hay que cubrir”.

Los grupos aislados pueden ser especialmente útiles para estudiantes inmigrantes nuevos, que posiblemente tienen necesidades más específicas.

Los líderes del distrito dijeron que los estudiantes recién llegados todavía pueden ser sacados del salón para recibir apoyo durante los primeros meses en el distrito escolar, hasta que estén listos para recibir ayuda en el salón de clase standard.

Según los investigadores, ambos modelos requieren que los maestros estén bien preparados y tengan tiempo para coordinar.

Los maestros de la primaria Sánchez dicen que el cambio a la co-enseñanza ha sido un trabajo duro, pero que su estructura les ha permitido planificar bien, coordinar bien, y aprender los unos de los otros.

La planificación les ayuda a ajustar las clases para los estudiantes con capacidades diferentes, dijeron los maestros, pero nunca segregan a los estudiantes en el salón de clases simplemente por el hecho de que estén aprendiendo inglés.

Elizabeth Dawson, otra maestra de la primaria Sánchez, dice que los estudiantes pueden tener necesidades diferentes por traumas pasados, niveles de pobreza u otros factores externos.

“Hay muchas razones por las que los estudiantes podrían necesitar apoyo con el idioma”, dijo Dawson.

Luján, la madre del distrito de Boulder, es optimista, pero dijo que seguirá atenta para ver si el cambio contribuye a mejorar los resultados de los estudiantes latinos del distrito.

“Esa va a ser la pregunta”, dijo Luján. “El que estén haciendo este cambio pues ya es ganancia. Pero todavía hay que ver qué resultados da. Ese siempre fue mi punto”.

Yesenia Robles es reportera de Chalkbeat Colorado y cubre temas sobre los distritos escolares K-12 y la educación multilingüe. Para comunicarte con Yesenia, envíale un mensaje a [email protected].

[ad_2]

Resource backlink

Meet Our Successful Graduates: Learn how our courses have propelled graduates into rewarding
careers. Explore their success stories here!

Discover More About Your Future: Interested in advancing your teaching career? Explore our
IPGCE, MA, and QTS courses today!

Explore Our Courses: Ready to take the next
step in your education journey? View our
comprehensive course offerings now!

Leave a Comment

Scroll to Top